La vida en mí. La vida...


La vida puede estar o no allá afuera…
En realidad no interesa dónde la quiera ubicar o donde cualquiera pretenda determinarlo.

Es que la vida está dentro mío y por eso también está allá afuera. 
Si yo no la sintiera fluir, bullir, rugir dentro de mí misma, sería imposible reconocerla en el afuera.
Si yo no tuviera la vida, ni la ventana ni la calle ni el universo existirían...