La medida de los sueños...


(...)
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

(Pedro Calderón de la Barca)

No existen sueños pequeños ni sueños grandes. Los deseos, las ilusiones, la vida misma es un sueño. Sin tamaño ni proporciones. No es nada más ni nada menos que un sueño. Pero por su misma naturaleza absolutamente personal y subjetiva, muchos de ellos siempre pueden parecernos maravillosamente desmesurados. A veces tanto que pensamos que jamás se podrán concretar. Sin embargo permanecen allí, acurrucados en cada pequeño rincón de nuestras humanidades hasta que se nos revelan en todo su esplendor. 

O hasta que parecen desvanecerse irremediablemente entre los dedos... Pero creo que en definitiva, lo único que puede empequeñecerlos hasta hacerlos desaparecer, es una voluntad pequeña. Un deseo timorato. Una ilusión mezquina...