La creación a diario...


El mundo toma las formas que nosotros querramos darle y las formas son de las dimensiones que nosotros les damos según nuestra percepción del momento y de las circunstancias. Los objetos adquieren la relevancia que estemos dispuestos a otorgarles según el instante de la vida por el que estemos transitando.

La luz modela el mundo, las formas, los objetos y a nosotros mismos, pero somos nosotros los que les damos vida y sentido. Es nuestra conciencia la que los reconoce y la que les da ese sentido y un valor. O no…

Es nuestra conciencia la que, en definitiva, hace que el mundo y todo en él (hasta el universo mismo) tengan alguna razón de ser. Pero para encontrar esa razón o ese sentido, debemos mirar hacia dentro nuestro pues allí estará siempre la respuesta de todo, porque somos nosotros mismos los creadores de la realidad. En definitiva, la realidad no es otra cosa que la creación misma según nuestra percepción y conciencia...