Mujer...


Mujer de la bruma, de los cielos ocultos, de los sueños esparcidos en los mil senderos de la memoria. Emergida de algún espejo quebrado, de alguna garúa de otoño, de aquel horizonte herido de desesperanza. Hembra de los infinitos deseos elevados al universo, desnuda de amores eternos. Tatuaje voluptuoso y leve que el tiempo difumina de la piel de los solitarios. Beso de la neblina. Caricia tierna. Vientre anhelante…

Mujer de la bruma…

Mujer…