De papel...


Así somos...

Hermosos y libres como picaflor.
Frágiles y maleables como un papel.
Y nos entregamos sin reparos al abrigo de la mano amada...