Cerca y lejos...


Estoy muy cerca tuyo. Tan próxima que nunca me puedes ver, que nunca me escuchas ni me presientes…

Yo te veo cada mañana y cada noche. Escucho tu voz profunda, pausada y tierna. Siento tu aliento en las mejillas. Me hablas sin saberlo. Me abrazas entre las sábanas y bajo el agua fresca de la lluvia.

Mira y me verás.
Mira y me tendrás…