Ante mí...


Y allí quedé yo, estancada en el fondo del espejo…

Me pude ver por un instante tal cual soy, pero fueron sólo algunos breves segundos y en aquella noche de agosto, de enero o de un otoño por venir, cumplí mi ciclo: Nací de este lado y morí del otro…