Una gota y otra. Y otra más…


Una gota y otra. Y otra más…
El eterno fluir del agua que se transforma, transmuta y vuelve al origen. 
Que vive y da vida. 

Una gota y otra. Y otra más...
Como un beso, una risa y tres lágrimas...
Como el amor, pero siempre vivo.

Una gota y otra. Y otra más… 
Como segundos, como minutos, como siglos. 
Algo así como el tiempo, pero real..